Déjame oír el tañer de una guitarra

Este año termina como otros
con lágrimas , risas, suspiros.
Quiero decir algo, nada profundo.
Oyendo un guitarra española
ensoñé con el amor de besos temblorosos,
con el joven que empuña una bandera
con la madre que acuna a su querubín.

Se me rasgó una nota, y debo decir cuál es,
nota triste, que molesta, que nos duele.
Ahora veo un beso al ser querido, muerto,
también al que mata y tortura las ideas,
a la madre que ve que su hijo tiene hambre.
Intento pensar en cosas bellas, huyo, vuelvo,
déjame injusticia, torturado, hambriento,
déjame ensoñar sólo con el tañer de la guitarra,
un instante de Andalucía, un suspiro de arte,
un beso a ti que no te conozco, un beso de almas.

Rodeo con mis brazos tu cuerpo y me refugio.
Déjame niño que no come, déjame mujer maltratada.
Recorro tu sentir a sobresaltos, lo sé, lo sé.
La guitarra me transporta a un mundo de ensueño.
Cada rasgar es una nota en mis recuerdos, un olor,
una mujer baila enseñando sus columnas morenas
y su pecho se abre resaltando su turgencia.
Cara morena o rubia , da lo mismo, expresa.
Ojos de carbón, que dicen, que miran, que aman.

Me leerás y dirás cuanto vaivén, cuanto ir y venir.
Y tienes razón, ¡como me gustaría hablar sólo de amor!.
No creo, pero si creyera pensaría que es pecado,
pecado de egoísmo, de falta de caridad.
Mi yo me dice, me martillea, hay gente fuera,
gente que lo está pasando muy mal.
Y esto no es porque siempre tiene que ser así.
Lo es por la ambición de unos cuantos.

La caridad vale, pero hay que luchar,
también en Navidad para que no haya caridad.
Ahora libre, al reconocer mi culpa, mi dejación,
permíteme mujer y hombre que sufre, cantar,
cantar con líneas de letras a una guitarra española.

Sé que ellos, los maestros, te acarician como a una mujer,
sacan de tu cuerpo, como el amante, notas de amor,
tañidos de suspiros, gritos de arte que son placer.
Guitarra cuando callas en un acorde, eres mujer plena,
mujer que se entrega rasgando con música el alma.
Quien no acaricia a su amante como música esparcida,
como agua cantarina a las laderas frondosas,
entonces no sabe lo que es oír el tañer de una guitarra.
Aur

Views: 6

Comment

You need to be a member of iPeace.us to add comments!

Join iPeace.us

Latest Activity

© 2019   Created by David Califa. Managed by Eyal Raviv.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service